# Los homo sacer del Estado mexicano

Ilustración de Ricardo Vázquez Ortega

Ilustración de Ricardo Vázquez Ortega

Son ustedes los homo sacer del holocausto mexicano.

  1. Abel García Hernández: Tu espíritu ondula a lo alto la bandera del devenir. Un nuevo tiempo, una nueva patria.
  2. Abelardo Vázquez Periten: La memoria de tu nombre es nuestro mayor argumento contra el tiempo.
  3. Adán Abrajan de la Cruz: El fuego de tu insignia arderá la helade de la indiferencia de nuestra sociedad.
  4. Alexander Mora Venancio: Tu cordura revela el ocaso del Estado mexicano.
  5. Antonio Santana Maestro: Tu orgullo devela la esquizofrenia de nuestros gobernantes.
  6. Benjamín Ascencio Bautista: La luz en tu nombre, novo tempo.
  7. Carlos Iván Ramírez Villarreal: Pronunciaste la verdad que evade ese conocimiento inútil que sin ninguna esperanza hemos atesorado.
  8. Carlos Lorenzo Hernández Muñoz: Sólo en tu ausencia conocimos la soledad.
  9. César Manuel González Hernández: Denunciaste a Brutus en el momento de tu muerte.
  10. Christian Alfonso Rodríguez Telumbre: Tu que hierves la sangre de nuestros desalmados gobernantes.
  11. Christian Tomas Colon Garnica: Aboliste nuestra estupidez y nuestra falsa conciencia se agota en tu percepción
  12. Cutberto Ortiz Ramos: El sentido de un mundo nuevo que todavía no poseemos y mucho menos merecemos.
  13. Dorian González Parral: Tu dolor es el único criterio de verdad en este desahuciado mundo.
  14. Emiliano Alen Gaspar de la Cruz: Nunca nos ignores, nunca nos perdones.
  15. Everardo Rodríguez Bello: Esa plenitud de lo efímero te atraviesa.
  16. Felipe Arnulfo Rosas: Tu mirada nos desgarra desde otro mundo.
  17. Giovanni Galindes Guerrero: Tu nombre no conoce más que la libertad de Dios. Ven y conquista la conciencia.
  18. Israel Caballero Sánchez: Tu fragilidad me fascina, pues me recuerda el profundo odio que corroe al Narco-Estado mexicano.
  19. Israel Jacinto Lugardo: Sólo tu ausencia sabe que detrás de la gloria del poder se esconde el vacío.
  20. Jesús Jovany Rodríguez Tlatempa: Si algún día retornas, recuérdanos que detrás de esa rara obsesión por lo absoluto hay una extraña fascinación por la auto destrucción.
  21. Jonas Trujillo González: En tu ausencia todo México es de noche.
  22. Jorge Álvarez Nava: En ti la sociedad confiesa su deficiencia y su desconcierto
  23. Jorge Aníbal Cruz Mendoza: ¿Qué anuncia la revelación de la violencia del Estado? ¿El camino de la emancipación?
  24. Jorge Antonio Tizapa Legideño: Tu enseñanza germinará, en algún otro lugar, un roble más noble.
  25. Jorge Luis González Parral: Cura nuestro asco a vivir a la sombra de nuestras instituciones entre lobos políticos y buitres sicarios.
  26. José Ángel Campos Cantor: Tú que nos advertiste de la vibración de una fúnebre eternidad, y nosotros que no supimos escuchar.
  27. José Ángel Navarrete González: Tu sacrificio no colmó el apetito de Dios, sino que lo despertó.
  28. José Eduardo Bartolo Tlatempa: Amada es la unión de Ayotzinapa.
  29. José Luis Luna Torres: En ese desierto infinito llamado México, una nueva causa florece, bella como un jazmín, dura como una roca.
  30. Joshvani Guerrero de la Cruz: ¿estamos condenados a ascender sin llegar nunca al último grado?
  31. Julio César López Patolzin: El cansancio de la sociedad mexicana pareciera cobrar una forma religiosa. ¿Pero no en ello nos abandonamos a nosotros mismos?
  32. Julio César Ramírez Nava: Tu dictum destruirá la sangre corruptora del Estado Mexicano.
  33. Leonel Castro Abarca: México está ebrio de impunidad, hoy ha dado en ti el primer paso.
  34. Luis Ángel Abarca Carrillo: ¿Estamos ante el umbral de nuestra destrucción o de una nueva vitalidad?
  35. Luis Ángel Francisco Arzola: El aburrimiento se expande sobre la ruina del nuestras instituciones. Dinos qué hacer con este tiempo vacuo.
  36. Magdaleno Rubén Lauro Villegas: En ti busco lo que nunca supe que existió, hasta que te conocí.
  37. Marcial Pablo Baranda: Somos todos ahora mortales.
  38. Marco Antonio Gómez Molina: En tu muerte hemos negado la promesa del devenir.
  39. Martín Getsemany Sánchez García: Somos todos culpables de la banalidad de este mal.
  40. Mauricio Ortega Valerio: Ciorán dijo “Puesto que no puedo ser guardián de lo infinito, me queda la vigilancia de los cadáveres”, a mi me resta proteger tu humilde dignidad.
  41. Miguel Ángel Hernández Martínez: Solo tu presencia me reanimará.
  42. Miguel Ángel Mendoza Zacarías: Tú convertiste la ilusión del Estado mexicano en un mundo vacío.
  43. Saúl Bruno García: El silencio confirma que todo lo que conocemos está acabado, en este u otro tiempo.

Cuarenta y tres formas de decir que este México no es la solución.

Xaus Kahal

Anuncios

Quiero conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s