# A la muerte de Pagliacci [4]

# 4-Genesis del Dasein

Se dice que Dios creo el mundo entre risas y el alma de las lágrimas que proceden a un ataque de risa. El dolor originario es la burla triunfal. Por tanto la esencia del hombre es la ambigüedad. Los payasos son la imagen más fidedigna de esa esencia. 

La risa es la corrupción, la lágrima la perfección. Pagliacci fue ambos.

*

Cuando Dios vio al hombre dijo ¿ubi? [dónde] y desapareció. La física teorética juega con la existencia múltiples universos paralelos. Quizá Dios vive en alguno de ellos pero estén seguros que no en éste.

*

Contra el racionalismo Socrático. El Logos procede de la necesidad de abolir la unidad. Nombrar todos los entes es hacerlos comparecer en el mundo del hombre. 

Contra la teología. Se ha olvidado que la divinidad es la unidad de las cosas de un mundo que no ha sido juzgado. Antes del hombre dios no era dios, el yo no era yo. Como dijo Valery «Quien imagina un árbol está obligado a imaginar un cielo, un fondo para verlo erguirse contra él». Del mismo modo, quien imagina un hombre tiene que soñar el espectacular fondo de la creación; un árbol en un edén frente al que el hombre tuvo que erguirse para recolectar el fruto. El pecado tiene una explicación fisiológica: dominación y enemistad. El hombre es el animal que lucha contra natura. 

*

Todas las interrogaciones posibles proceden al dónde. 

El ser es dónde se es. ¿Dónde es Dios? Todos los claros del ser proceden a la pregunta por el lugar: ¿dónde?.

Incluso cuando se dice de la oscuridad nace la Luz lo que se busca es el dónde. El espacio de la revelación del ser.

*

Cioran exigío que Dios regresara al mundo y se disculpara por haber creado al hombre. Si el hombre fue expulsado del paraíso es por que es prescindible. Murió esperando… 

En un mundo hecho a imagen y semejanza, si las cosas son prescindibles es porque tienen un fin, si las cosas son finitas es porque quizas Dios también lo es. La pregunta es quién de los dos tuvo razón. Quién perduró más.

El hombre vive en el mundo, el zoē en el Umwelt. Nietzsche en el pensamiento más humano, Hegel en la objetivación de la conciencia histórica, Heidegger en la ontología del ser, Benjamin en los pasajes de París, Cioran entre lágrimas y santos, yo entre libros y pensamientos trágicos. En ellos encontré la prueba de los universos paralelos con los que la física teorética todavía especula. 

*

En el origen fue el crimen. La transgresión del lenguaje que todo lo atraviesa. Cuando el hombre abandonó el Edén, pronunció sus primeras palabras: ¿Ubi?. Con tan sólo tres fonemas el nervio del habla se hizo lenguaje y el mundo se mostró frente a él. Estar-en-el-mundo es el llegar-al-lenguaje. 

*

Anuncios

Quiero conocer tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s