Category Archives: Alucinaciones

El deseo en los tiempos de la sana distancia

«Y los que viven juntos toda su vida son individuos que ni siquiera podrán decir que quieren obtener en uno del otro» (Platón, Fedón, 192c-d).

1-Dos niños se observan al pie de los portones blancos.
2-Entre ellos se interpone no el espacio humano, sí la distancia que clausura la cercanía.
3-El varón agita una rama y golpea el piso repetidamente. A la distancia ondea la mano, amedrenta, acusa, señala.
4-Del otro lado, la niña risueña le responde con brinco y maroma. Le imita, saca la lengua.
5-Súbitamente aparece una hermosa muchacha. Se descubre los pechos y camina en círculos, repetidamente, entre los dos.
6-Esta provocación despierta la imaginación de los dos atónitos. Emerge el deseo, se inaugura el espacio entre la política y el arte. ¿Qué quiere el otro de mi?

Leer más…

# A la muerte de Pagliacci [4]

# 4-Genesis del Dasein

Se dice que Dios creo el mundo entre risas y el alma de las lágrimas que proceden a un ataque de risa. El dolor originario es la burla triunfal. Por tanto la esencia del hombre es la ambigüedad. Los payasos son la imagen más fidedigna de esa esencia. 

La risa es la corrupción, la lágrima la perfección. Pagliacci fue ambos.

*

Leer más…

# Kaleidoscopio

Thanka 21

Kalachakra Mandala, Arte Tibetano.

Con relativo éxito, ya he negado la imagen del hombre en más de tres ocasiones. Ahora he escuchado tu voz en sueños diciendo -!Levántate y creen en mi! Mientras, miro la totalidad de mi silueta a través del espejo, esta vez sin estadios ni espectadores, únicamente ante la presencia de mi voluntad indomable. Tanta seguridad en mi, me intimida hasta el punto de reír. Leer más…

# El órgano de la fe

Rembrandt, Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp, 1632

Rembrandt, Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp, 1632

-!La cirugía fue todo un éxito¡-, dijo eufóricamente el doctor Nietzsche. -!Hemos logrado remover el órgano de la fe. Por su cuerpo ya no segregará más la bilis de la mala conciencia!

Leer más…

# La fosa del soberano

Arnold Böcklin: Die Toteninsel (1833) Tercera versión

Arnold Böcklin: Die Toteninsel (1833) Tercera versión

Hay sobre un mundo plano un cementerio gigante. Es redondo, y desolado. Su nombre ya nadie recuerda… Alguna vez fue patria. Su forma es desfigurada por las complejas cuadraturas de sus tumbas, unas más cuadradas que otras, que en su disposición forman un laberinto indescifrable.

Yace en su centro una enorme fosa, sobre la cual todas las demás lápidas están ordenadas al más burdo gregarismo, unas sobre otras. La desordenada formación de esta casa habitacional, a modo de encimamiento, denuncia esa mentada negación de la vida del otro. No hay confín en este cosmos, ni en el más allá, que escape al vitalismo de Tanatos. Ese laberinto no conoció la paz.

Leer más…

# Cartas entre familia

Jacques_louis_david-la_mort_de_marat

 

Querido padre:

Desolado, sin amantes que me sulfuren en sus corazones, sin hijos que me atesoren en sus memorias, sin esperanza alguna que me aguarde; una vela enciende tu extinta presencia en mi imaginación. Incrustado como una esquirla de vida raquítica pero punzante, cohabitas en mi interior en contra de toda voluntad consciente. No me queda más que reconocer en ti, padre, la insuperable lealtad de tu compañía imaginaria que, por ingrata e injusta que me parezca, es el único remanente de humanidad. Ya no hay más mujer, hombre o niño en mi proximidad, ya no hay más presencia, todo es ausencia.

Leer más…