Category Archives: Dedicatorias

# Carta al Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos

Aurélio de Figueiredo, Abdicación de Pedro I de Brasil, 1831

Aurélio de Figueiredo, Abdicación de Pedro I de Brasil, 1831

Honorable Ciudadano Enrique Peña Nieto

Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos

Existimos quienes todavía creemos que las epístolas son vehículos amorosos que permiten aventurar las ideas provenientes del exterior en la imaginación del intérprete, hasta el punto en que idea y fantasía se funden en un mismo acto de creación de ser, como aquello que constituye la esencia y función de la humanidad.

Leer más…

Anuncios

# Aliento para un suicida

Querido lector,

No te conozco, ni se qué realidad te someta, pero quiere decirte que si acaso atraviesas por un momento desconcertante en dónde todo hombre cuestionaría su fe, en donde el escéptico podría figurar a Dios y el que lo tiene vivir como si no lo tuviera, la más alta de mis estimas te desea una vida nueva. Te externo mi más profunda compasión y que las circunstancias futuras sean más reparadoras que las del presente. Se que habita en ti una gran fuerza para aferrarte a este mundo por más desconcertante que parezca. Tu mundo te necesita, así que lucha por todo aquello que no has logrado todavía.

Con cariño un pobre escritor.

Xaus Kahal®

© Derechos de autor reservados. Se prohibe la reproducción, edición o publicación de esta obra sin el consentimiento del mismo.

# Los amigos y el secreto

Carta a un noble amigo:

Algunos años ya sin vernos, más la familiaridad y la simpatía que me produces no desaparece. Estoy seguro de que eso es lo que identifica a los buenos amigos. Más aún, no estoy seguro de si alguien me tenga la misma estima, -lo cual me es indiferente, pero al menos estoy convencido de que tú para mi eres un gran amigo y quizá el más sincero que haya tenido. ¿No te hace esta cualidad el único? ¿Hay alguna verdad en ello? Aprecio tu sencillez y tu incomparable franqueza, tu disciplina y tu ingenio. Pero hay algo más. Después de todo, como dicen los italianos, los amigos estamos obligados a hacernos sentir niños de vez en cuando. No en vano Proust buscó la felicidad en esas delicias, en esa etapa de la vida de modo inagotable. Leer más…